lunes, 17 de noviembre de 2014

Discurso de Despedida

Un segundo duro mi paz después de aquel adiós, indudablemente nunca antes me sentí así, tan desequilibrado, tan falto razón y de respuestas, si en un espacio de tiempo anterior tuve la certeza de alejarme, dos suspiros más tarde perdí mi oportunidad de retenerte. Pero eso no es todo, incluí en esta historia a la niña de mi ilusión, por quien creí estar seguro de dejarlo todo pero que al final no tuve el valor. Y qué hago con sus ojos que solo quieren ver por los mios, y qué hago con sus sueños que hoy descansan en mis brazos, qué hago con su vida que ahora esta junto a la mía, qué hago con mi alma que te grita que te extraña. Que equívoco el momento en el que creí decirte la verdad, cuando verdad es que marcaste mi vida sin yo saberlo, y ahora mi decisión debo afrontar, y ser la felicidad que Dios quiere que yo sea, y me quede la satisfacción de la entrega obediente, aunque implique el sacrificio de perderte para toda la eternidad, porque aunque suene loco, tonto, estúpido sin sentido, hoy solo puedo extrañarte,  y resignarme pensar que sin mi estarás mejor, sin dejar a un lado la esperanza de que un día Dios por el camino nos vuelva a cruzar, y poder reivindicar la felicidad que por tonto un día deje.

miércoles, 30 de enero de 2013

Inconforme Soledad


No puedo culpar al viento de la noche fría por traerme tu recuerdo, ni puedo culpar a las aves que cantan por la mañana recordándome el tono de tu voz. Quisiera encontrar a quien cargarle el sentimiento que produce en mi ser las constantes repeticiones de tu adiós en mi cabeza, esa insistente letanía del ya no te amo que me dijiste, seguido del retumbo de tus labios cuando aún me decías lo contrario.

A quien le reprocho esta agonía, a quien le reclamo mi necedad, si los únicos culpables somos tu y yo por habernos amado tanto; el tiempo por habernos cruzado en el preciso momento cuando el amor flotaba en el aire, al destino por haber dispuesto que estuviéramos en el mismo estadio, a la vida por regalarme contigo un poquito de felicidad.

Hoy dejo el reproche, dejo el reclamo, te dejo a ti para que al fin aprendas a vivir sin mí, me marcho para poder demostrarme que sin ti viví muchos años, y que así puedo continuar. Aunque el viento te siga trayendo hasta mi recuerdo, aunque el canto de los pájaros me avisen que un nuevo día sin que estés a mi lado llegó, aunque el brillo de la luna me siga recordando nuestras promesas, y aunque yo mismo no le encuentre sentido a la vida si no es contigo, refugiado en la comodidad de mi soledad inconforme.

martes, 23 de octubre de 2012

Despedida




Es lo mejor dijo Él mirándola fijamente a los ojos, mientras que sobre una de las mejillas de Ella corría una lágrima, pero con la fortaleza que sólo el sexo "débil" sabe tener, respondió, "Sí, es lo mejor", mientras que sus manos lentamente se  soltaban, el nudo que había enlazado sus almas aún no podía decir lo mismo, pero aun así cada quien inicio su camino. Verlos partir era una escena dura, pues sus pies parecían no querer avanzar hacia el lugar que el destino les había preparado, mientras que aquella lágrima que Ella había derramado se secaba, Él no pudo contener el llanto, con la debilidad que solo el sexo "fuerte" sabe tener, y cuando al fin sus manos lograron soltarse, ambos se dijeron adiós, y viéndose ambos sus rostros se despidieron. Ella, respiró y miro al cielo, como dando gracias, Él lo intentó, pero parece que la letanía que escucho en su contra fue demasiado cierta como para poder marcharse con la frente en alto, por  lo que se fue, humildemente derrotado. A partir de aquí, Dios sabrá hacia donde llegan sus  caminos. Se ha escuchado hablar de la entereza de Ella, por  lo que seguro su futuro es prometedor... De Él... no se habla mucho, pero por ahí han dicho que saldrá adelante. Por el momento, en su soledad, cada quien buscará la forma de quitar el sabor amargo que queda, aun cuando es la mejor decisión; después de esta despedida....

lunes, 22 de octubre de 2012

Oración



Sólo te pido que nos regales el horizonte para ver lo que hay más allá del límite que  nos trazamos, una caja para echar los sueños rotos, y una bodega para guardar los sueños que pretendemos alcanzar... Sólo te pido que no me olvide, y más que eso, te pido no olviidarla... Sólo te pido más felicidad que la  que  nos dimos, y menos  lágrimas que las que pudimos derramar... Amén..

Encuentro




A veces sin quererlo me brotan las palabras, tal vez porque ayer te vi en el horizonte, pensativa y despistada, como si nada de lo que hubiera a tu alrededor te perturbara. No sé qué era más bello, si el paisaje de las hojas de  los árboles cayendo como el más hermoso espectáculo de un octubre como cualquier otro, o el resplandor de tus ojos al ver los últimos rayos del sol de una tarde de domingo. No sé si te encontré sin quererlo, o me perdí y te encontré, pero el hecho es que el acontecimiento viene a sumar uno a la lista  de momento inesperados, pero a la vez anhelado. Te invito a que me esperes nuevamente, en el mismo lugar, en silencio como lo hiciste, disfrutando del viento sobre tu cara, que ahí te enviare caricias que por cobarde aún no puedo darte, y no te olvides de  impregnar tu  perfume en la brisa, que si he de esperar la  eternidad de los días que me faltan para verte otra vez,  quiero llevarme por lo menos tu aroma...